Posteado por: pinceladasdefutbol | enero 5, 2009

Entrevista

Dentro de poco tiempo publicaremos una entrevista a Alejandro dueño de Lecciones de la Pelota. Un Saludo a todos y feliz año nuevo.

Posteado por: pinceladasdefutbol | octubre 27, 2008

Cambio de Casa

Señoras y señores, Pinceladas de Fútbol cambia de casa. Ahora nos encontraremos en Terra, donde nos han ofrecido la posibilidad de comenzar un proyecto con ilusiones renovadas. http://pinceladasdefutbol.blogs.terra.es

Os espero

Posteado por: pinceladasdefutbol | septiembre 27, 2008

El Senna Turco

Desde este verano el Betis tiene en sus filas a una de las revelaciones de la pasada Eurocopa. El brasileño nacionalizado turco llega a Sevilla con ganas de hacer algo grande, y de convertirse en el Marcos Senna verdiblanco. 

 

Si le echamos un vistazo a los libros que tratan de la historia de Turquía veremos que Mehmet II, apodado ‘El Conquistador’, fue el sultán otomano que, en 1453, tomó Constantinopla (la actual Estambul) de manos del Imperio Bizantino. Quizás Mehmet Aurelio, el nuevo jugador del Betis, no esté muy al tanto de los entresijos de la historia turca, aunque la coincidencia en el nombre no deja lugar a dudas: El mediocentro, brasileño de nacimiento y nacionalizado turco, ha llegado a la ciudad hispalense a conquistarlo todo con la camiseta verdiblanca.

 

Lo del nombre es reciente: según un reglamento federativo turco, todo futbolista extranjero que haya disputado cinco temporadas en la liga turca puede obtener la nacionalidad de este país. Y ese es precisamente el camino que siguió el nuevo dorsal 21 del Real Betis. Nacido en Rio de Janeiro, Brasil, el 15 de diciembre de 1977, Marco Aurelio Brito –este es su nombre de origen- llegó al Trabzonspor turco en la temporada 2001-02, procedente del Olaria brasileño, club en el que fue formado. Empezaba entonces su particular historia.

 

Un lustro en el Fenerbahçe

Tras dos años a pleno rendimiento, el entonces todavía brasileño empezó a hacerse notar en la competición otomana, y más aún en su última temporada en el Trabzonspor, año en el que el equipo conquistó el título de Copa. Tras 63 partidos y 15 goles en el campeonato de Liga, el Fenerbahçe lo incorporó a sus filas en el verano de 2003. Con el controvertido técnico alemán Christoph Daum en el banquillo, Marco Aurelio creció como futbolista y se convirtió en pieza clave en la consecución de los dos títulos de Liga del equipo en los años 2004 y 2005, así como en el de 2007, con el brasileño Zico al mando.

Pero no solamente en el campeonato doméstico destacó el nuevo jugador del Betis, que disputó cinco temporadas con el Fenerbahçe. También dejó huella en las competiciones europeas. Y es que, como si de una premonición se tratara, en la Liga de Campeones de la temporada pasada, Mehmet Aurelio disputó los dos partidos de octavos de final contra el Sevilla, y transformó su penalty, en el Ramón Sánchez Pizjuán, en la tanda desde los once metros que dejó en la cuneta a los rivales acérrimos del Betis. El Fenerbahçe caería eliminado en la siguiente ronda ante el Chelsea.

 

Por aquel entonces Marco ya se había convertido en Mehmet. Obtuvo la nacionalidad turca en junio del año 2006, y su debut con la selección se produjo el 16 de agosto del mismo año, frente a Luxemburgo, convirtiéndose en el primer jugador no nacido en suelo turco en enfundarse la camiseta de la selección otomana. A partir de entonces, el turco-brasileño se convertiría en un elemento fijo en las composiciones del seleccionador Fatih Terim, quien lo incluyó en la lista de seleccionados para disputar la pasada Eurocopa. Entre ellos estaba también el ex-compañero de Mehmet en el Fenerbahçe, Colin Kazim Richards, nacido en Inglaterra, que se dió a conocer bajo el nombre de Kazim-Kazim.    

 

El Marcos Senna turco

Precisamente, la Eurocopa fue el aparador perfecto para Mehmet Aurelio. Su calidad técnica en la medular, unida a su fortaleza física y un espíritu de trabajo encomiable le pusieron en boca de todos, en un torneo en el que él no fue el único futbolista de origen brasileño en las filas de un combinado europeo. También estuvieron Roger Guerreiro con Polonia, Deco y Pepe en la selección portuguesa, Kevin Kuranyi con Alemania y Marcos Senna en la Roja.

 

Precisamente, con el mediocentro del Villarreal las similitudes son flagrantes: nacidos en Brasil, adoptados en su territorio de acogida y posteriormente internacionales con su ‘nuevo’ país, similar posicionamiento en el campo, estilos parejos… Las comparaciones entre Mehmet Aurelio y Marcos Senna han sido constantes desde este verano y, de hecho, tras la marcha del bético de las filas del Fenerbahçe, el club turco ofreció mucho dinero para enrolar al campeón de Europa del Villarreal. Por su parte, el nuevo mediocentro del Betis, que ha firmado un contrato por tres temporadas, no debutó con demasiada fortuna su aventura en España, ya que tuvo que retirarse lesionado en el primer partido de Liga ante el Recreativo de Huelva. Pero no pasa nada, el técnico Paco Chaparro y toda la afición bética cuentan con Mehmet Aurelio, el conquistador, para volver a lo más alto

 

Posteado por: pinceladasdefutbol | agosto 20, 2008

Claves del Caso Robinho

Robinho tomó hace semanas la decisión de marcharse del Real Madrid. Ahora, Ramón Calderón, obligado al fustrarse el fichaje de Cristiano Ronaldo, desea mejorar su ficha -la octava más baja- para retenerle. Aunque Schuster quiera recuperarlo a base de repetir que lo considera imprescindible para ganar la Champions, el brasileño no está dispuesto a reconsiderar su postura.


Y no hay vuelta atrás. Y más tras saber de boca de su representante, Vagner Ribeiro, que su presidente, el mismo que ofreció hace un mes y medio un mareante contrato de 10 millones de euros netos por temporada a Cristiano Ronaldo, sólo estaba dispuesto a subirle un ridículo millón de euros el día después de que Ronaldo anunciase públicamente su continuidad en el Manchester. Por eso, porque en el Real Madrid se siente infravalorado y ninguneado, y ante la astronómica propuesta del club de Abramovich (seis millones de euros netos por campaña, al margen de sus contratos publicitarios), Robinho cree que ha llegado el momento de abandonar el Santiago Bernabéu y afrontar nuevos retos en el Chelsea.

Y es que el internacional brasileño tiene las ideas muy claras y sabe cuál es la táctica a emplear para desvincularse del Real Madrid. De entrada, utiliza la misma estrategia que Ramón Calderón puso en marcha en el affaire con Cristiano Ronaldo. Por eso, amparándose en las declaraciones de su presidente para argumentar la posible llegada del crack portugués al Bernabéu (“Un club como el Manchester no puede mantener en su plantilla a un jugador que se quiere marchar a otro equipo”), está convencido de que al final Calderón será consecuente con sus aseveraciones y le dejará marchar; solo es cuestión de que el Chelsea suba un poco más la oferta actual de 32 millones de euros.

Es decir que el futbolista brasileño, al que Ramón Calderón pensaba utilizar para hacer caja y que ya habría debutado con el Chelsea si Cristiano Ronaldo le hubiese echado el mismo pulso a Alex Ferguson, ahora tiene la sartén por el mango sobre su millonario futuro. Y Robinho no piensa ceder: o el Madrid le paga el sueldo que le garantiza el Chelsea y le valora definitivamente o no se implicará en el nuevo proyecto de Schuster, por mucho que el entrenador alemán le considere imprescindible.

Pero lo que Robinho y sus asesores no entienden es cómo ahora Ramón Calderón y Pedja Mijatovic le consideran un futbolista único e insustituible para revalidar el título de Liga y ganar la Champions, cuando desde primeros de junio no hacían otra cosa que enviarle mensajes para que se fuera buscando equipo ante la segura llegada de Cristiano Ronaldo. “Nos molesta que algunos directivos digan que Robinho se quiere ir del Real Madrid, cuando Calderón y Mijatovic, durante todo el verano, han defendido y justificado su traspaso a un equipo extranjero para poder costear la compra de Cristiano Ronaldo. ¿O es que Calderón no habría vendido ya a Robinho si el Manchester hubiera aceptado negociar el traspaso de Cristiano?”, comenta a Don Balón un amigo de Robinho.

Y es que el entorno del crack brasileño repite que el todavía jugador madridista nunca se había planteado dejar el Real Madrid, club con el que tiene contrato hasta el 30 de junio de 2010 y con el que estaba muy identificado: “Calderón no nos llamó para mejorarle el contrato hasta que Cristiano Ronaldo no anunció que seguía una temporada más en el Manchester. Eso a Robinho le ha dolido mucho. Y después de escuchar tantas veces que sería traspasado, noticia que nunca desmintió ningún portavoz del club,  apareció la oferta irrechazable del Chelsea, un equipo que por lo que le ofrece, sí que le valora”, reitera uno de los asesores del futbolista brasileño.

Tal vez por eso, Robinho piensa aprovecharse de la extraña situación que el destino le ha deparado. Y Robinho lo ha dejado claro a su entorno: o Calderón le da seis millones de euros netos por temporada o se las pira a Londres para firmar el contrato que ya tiene redactado Peter Kenyon, director general del Chelsea. Hecho que, a dos semanas de empezar el campeonato, encabritaría a Schuster y que dejaría otra vez en evidencia a Ramón Calderón. Por eso es lógico que Robinho tenga todos los ases en su mano para salirse con la suya y ver cómo aumentan los millones de euros en su cuenta corriente

La tregua de la Supercopa

Robinho,  el miércoles 13 de agosto, ya le dijo cara a cara a Calderón que venía con una oferta del Chelsea de 32 millones para el Madrid. Y la respuesta del presidente fue que el club no quiere venderle. Fue un primer asalto. Tenía preparado un segundo con una rueda de prensa incendiaria que el mismo jugador aplazó. Después se planteó negarse a jugar la Supercopa. Sus compañeros y el propio Schuster, que se comprometió a apoyarle en sus reivindicaciones para mejorar su ficha, le pidieron que no llegara a este extremo. Robinho recapacitó y jugó la ida de la Supercopa. Fue una tregua, por mucho que Schuster y Mijatovic hablaran con él para evitar guerras. Su representante volverá a la carga. Será una semana tensa. Las ideas están claras. De este pulso, Robinho quiere sacar la tajada que él cree que se merece. La ficha que le ofrece el Chelsea es un punto de referencia. Si en este pulso, Calderón llega a los cinco, casi seguro que se queda. Sus movimientos de rebeldía le habrán servido para doblar su ficha con el Madrid. Bicicleta perfecta de Robinho.

10 claves por las cuales Robinho se quiere marchar del Bernabeu

1  No quiere ser plato de segunda mesa. Sabe que, si a día de hoy, sigue en el Real Madrid es por haberse frustrado el fichaje de Cristiano Ronaldo.

2  No soporta que Ramón Calderón, su desmemoriado presidente, ahora le considere imprescindible para el nuevo proyecto de Schuster cuando en el mes de junio anunció que lo vendería al mejor postor para costear parte del millonario fichaje del portugués.

3  Con Ramón Calderón en la presidencia nunca se ha sentido valorado ni querido. La prueba es que no le llamó para revisarle su contrato hasta que no tuvo constancia de que Cristiano Ronaldo seguía en el Manchester.

4  A Robinho le quema la sangre desde que supo que otros compañeros suyos, como Drenthe, tienen una ficha muy superior a la suya. No entiende como pese a su reconocida calidad y proyección mediática sea uno de los peor pagados de la plantilla.

5  Su relación con la dirección deportiva del club es nula desde el día que Pedja Mijatovic le acuso de salir de fiesta por las noches y de llegar al vestuario oliendo a alcohol.

6  Aunque Ramón Calderón le mejore en un millón y medio de euros su actual contrato (2,1 millones), la astronómica oferta que le ha planteado el Chelsea (6 millones de euros netos por cada una de las cinco temporadas) la considera irrechazable.

7  El entrenador del Chelsea, su compatriota Scolari, sí le considera una estrella, confía en sus posibilidades y le ha prometido continuidad para explotar su enorme talento.

8  Sus amigos y asesores le han convencido con argumentos de que lo mejor para su carrera es dar por finalizado su actual compromiso con el Real Madrid.

9  Sabe que, de seguir un año más en el Bernabéu, el próximo verano Ramón Calderón, de cara a ganar las próximas elecciones, volvería a utilizarlo como moneda de cambio para abaratar el fichaje de Cristiano Ronaldo o del futbolista del momento que necesitará contratar.

10  Sus patrocinadores ven con buenos ojos su desembarco en la Premier y en el Chelsea de Scolari, técnico con el que creen que, además de la Champions, puede ganar el Balón de Oro que ya poseen otros brasileños como Rivaldo, Ronaldo, Ronaldinho o Kaká.

Posteado por: pinceladasdefutbol | julio 21, 2008

LA PREMIER EN MANOS FORANEAS

Egipcios, rusos, estadounidenses, islandeses e incluso tailandeses se están apoderando de media ‘Premier League’. Los magnates extranjeros ven en el fútbol inglés el lugar ideal para darse a conocer…y hacer negocio. un desembarco masivo que preocupa a los aficionados y a la propia UEFA.

Pocos esperaban que once años después de que el egipcio Mohamed Al Fayed comprara el Fulham en 1997, la Premier se convertiría en un campeonato controlado por magnates extranjeros. El multimillonario egipcio, propietario de los famosos almacenes Harrods de Londres, compró el club del barrio de Fulham el mismo verano que falleció su hijo tras el conocido accidente de coche junto a Diana de Gales en París. Al Fayed se hizo cargo del Fulham cuando el club militaba en la Second Division (ahora League One y equivalente a la Segunda División B) y en sólo cuatro años lo llevó a la máxima categoría inglesa, división que no abandona desde el ascenso. El club londinense incluso debutó en la UEFA Cup en la campaña 2002-03 vía Intertoto.

El empresario egipcio fue pionero, pero fue la irrupción de Roman Abramovich lo que supuso un punto de inflexión. Este magnate ruso, que se hizo multimillonario gracias al petroleo, se hizo con el control del Chelsea en el 2003. En ese momento la revista Forbes le atribuía una de las mayores fortunas del planeta. Abramovich, un ‘self-made man’ más propio de los EEUU que de Rusia, se ha hecho más famoso gracias al fútbol que a sus negocios; el Chelsea ha sido su propaganda particular. El propietario blue creó escuela hasta el punto que es un fenómeno generalizado que los clubs de la Premier estén bajo mando extranjero. Malcolm Glazer fue el primer estadounidense en apostar por el fútbol para irrumpir con fuerza en las Islas. En el 2005 compró el Manchester United (también es propietario de un equipo de la NFL) y dio las riendas del club a dos de sus hijos. Michael Lerner, que posee los Cleveland Browns de fútbol americano, quiso repetir duelo con Glazer pero en soccer y compró el Aston Villa. El trío yankee lo culminan Tom Hicks y George Gillet, que se convirtieron en máximos accionistas del Liverpool en 2007. El Arsenal es el único grande que no ha sucumbido ‘totalmente’ a la redes foráneas. De momento un estadounidense tiene un 12 % de las acciones, mientras que el uzbeko (con nacionalidad rusa) Alisher Usmanov posee otro 15 %. Con este panorama es cuestión de tiempo que el club caiga en manos de un magnate. Los gunners ya hipotecaron el nombre de su querido y desaparecido Highbury por el dinero que pagó Fly Emirates.

Platini, en contra

 

El mundo del fútbol no ha sido ajeno a la llegada de estos multimillonarios dispuestos a labrarse un nombre fuera de las finanzas gracias al fútbol. Si hace poco preocupaba la llegada masiva de jugadores foráneos que perjudica la aparición de jóvenes talentos para los pross, ahora los aficionados ven con recelo que su equipo esté dirigido por alguien ajeno al sentimiento de la entidad. ¿Qué pasará cuando se cansen del club? se preguntan los seguidores. Tom Hicks, hijo de uno de los propietarios del Liverpool, fue expulsado de un pub tras ser abucheado por la afición red, que ha manifestado su disconformidad con los nuevos mandatarios y se ha pocisionado del lado de Rafa Benítez, que ha tenido algún rifirrafe con Hicks y Gillet.

La llegada de Glazer también fue muy criticada en Old Trafford. Pero cumpliendo el tópico, el ‘balón ha entrado’ y las dos últimas ligas y la Champions han apagado un fuego que puede avivarse cuando las cosas vayan mal. En el rival ciudadano del United tampoco ha sentado nada bien la llegada de Shinawatra. Noel Gallagher, miembro del grupo musical Oasis y uno de los ‘citizens’ más conocidos, no se mordió la lengua y dijo que el tailandés “vive en las nubes” y le llamó “nutcase” (‘demente’ en lenguaje coloquial) tras echar a Sven-Goran Eriksson. A las protestas de los supporters hay que añadirle las críticas del presidente de la UEFA, Michel Platini.”No vienen porque les gusta el fútbol; sólo quieren hacer dinero. Hay que detenerlos porque los clubs ingleses corren el riesgo de perder su identidad”, aseguró el ex futbolista galo. En Inglaterra también estan preocupados e incluso el ministro de deportes se reunió con los organismos del fútbol inglés para debatir el tema. La desconfianza y la falta de transparencia de alguno de estos magnates siembra dudas. Shinawatra tuvo que irse de Tailandia tras ser derrocado, mientras que Hicks puso dinero de extraña procedencia para que Bush llegara a la Casa Blanca. En los últimos días incluso se ha rumoreado que un hermanastro de Bin Laden podría comprar el Newcastle. Visto lo visto, todo es posible en la Premier.

¿Sólo en Inglaterra?

 

Los magnates han centrado su interés en la liga inglesa aunque en el fútbol europeo hay algún caso similar. El propio Abramovich tiene intereses en varios clubs, mientras que un paisano suyo como Vladimir Romanov está al frente del Hearts escocés. En Francia, el Mónaco está presidido por un estadounidense y dos bancos de los EUA tienen el 66 % de las acciones del PSG. En Italia tenemos el ejemplo del libio Gaddafi, que satisfizo a su hijo haciéndose con parte de la Juventus. En España sólo Barça, Athletic, Osasuna y Real Madrid no deben tener miedo ante un posible desembarco extranjero porque no son sociedades anónimas.

Posteado por: pinceladasdefutbol | junio 25, 2008

FRANCIA: EL FINAL DE UNA ERA

Los ‘bleus’ firmaron el epÍlogo de una época dorada al salir trasquilados del ‘grupo de la muerte’. Huérfanos de frescura y talento, el entorno galo mira ahora el futuro con ansias de revolución.

Hace tiempo que venían coqueteando con la debacle, pero los síntomas habían sido similares en otras ocasiones y el paciente se había repuesto de manera brillante. Sin ir más lejos, en el pasado Mundial de Alemania, el mismo conjunto plano y con achaques, eso sí, con su majestad Zidane a la cabeza, se plantó en la final y mereció ganarla. Esta vez, la cosa acabó en tragedia.

Las pistas eran concluyentes. Una columna vertebral del equipo, que más allá de su senectud, había completado un curso mediocre; una galopante ineficacia ofensiva (los ‘Bleus’ han anotado cinco goles en ocho partidos en 2008, dos de ellos de penalty); o un sistema de juego sin margen para el riesgo o la improvisación. En una Francia que preferíó hacerse la remolona ante los continuos golpes a la puerta de sus jóvenes talentos, el objetivo era conservar el cero en la portería y buscar una jugada a balón parado o una genialidad de Franck Ribéry para resolver. Pero ni una cosa ni otra. Un plan de acción timorato e indigno a los galones y los quilates del equipo tricolor. Casi tanto, como el único pero que puso a su actuación el continuamente irascible Raymond Domenech. En una especie de mea culpa interruptus del seleccionador galo, éste se lamentó de no haber explicado bien que para él, la Eurocopa era tan sólo un banco de pruebas para el Mundial 2010. Su fina ironía y una amplia cartera de excusas siempre estuvieron en el menú del día, algo que enrareció todavía más el ambiente.

Un ciclo tocó a su fin. Aires de revolución se imponen en el seno de los ‘Bleus’.

Las 10 razones del adiós prematuro

Más allá de lo futbolísitico, Raymond Domenech quiso construir un colectivo de confianza, priorizando la presencia de quienes le auparon a la final del Mundial 2006. Éstos, o no pudieron o no quisieron creer en su mensaje.

Faltó ambición. Iniciaron el torneo especulando y su empate baldío ante Rumania les puso en situación límite.

Yermos en ataque, el once galo dio carpetazo a la competición con un gol en tres partidos. Un bagaje, a todas luces, insuficiente.

Fuera la edad, el estado mental o los rivales, Francia careció de la superioridad física que se le presuponía.

El ambiente venía crispado desde hacía tiempo y las circunstancias no ayudaron. Domenech hizo de su concentración un búnker. Ni la afición ni el entorno estuvieron jamás por la labor de firmar las paces.

El faro debía ser Franck Ribéry quien, aislado en la banda primero y ausente por lesión en el partido clave, se quedó a oscuras.

Éste era el torneo para introducir a jóvenes como Benzema o Nasri, pero la realidad fue bien diferente

No se primó la forma de los jugadores, más bien los nombres y su rango. Era evidente que los Thuram, Sagnol, Abidal, Vieira, Henry, Malouda y compañía no llegaban en el mejor momento.

Tres partidos y tres esquemas diferentes. Siempre nadando a contracorriente, ninguna de las decisiones técnicas del seleccionador fructificó, como el invento de colocar a Abidal de central.

En los momentos claves, la fortuna que a Domenech le había sonreído en Alemania, le dio la espalda en Suiza y Austria. Sobre todo ante holandeses e italianos.

Posteado por: pinceladasdefutbol | junio 18, 2008

El Tailandés que quiere a Ronaldinho

Thaksin Shinawatra compró el Manchester City en el 2007 por 121 millones de euros. ¿Sus méritos? vender por un dineral la compañía de telecomunicaciones que tenía en Tailandia mientras era primer ministro. Fue derrocado en el 2006 tras un golpe de estado y se marchó al reino unido como exiliado. en febrero regresó a tailandia para ser juzgado por corrupción.
La vida de Thaksin Shinawatra (26-7-1949) tiene mimbres de sobra para que se haga una biografía. El propietario del Manchester City creció en el seno de una familia acomodada de Tailandia. Antes de iniciar su carrera como empresario, se graduó como policía y se marchó a los Estados Unidos para licenciarse en criminología en la Universidad de Kentucky. Cuando regresó a su país natal hizo que su compañía de telecomunicaciones se convirtiera en una de las empresas más importantes de Tailandia. Pero Shinawatra necesitaba el golpe definitivo: hacerse un hueco en el Gobierno con el objetivo de convertir su negocio en un imperio. Tras varios pinitos en la política, logró que su partido (fundado por él mismo) ganara las elecciones del 2001, algo que le valió para convertirse en primer ministro de un país gobernado por una monarquía. Shinawatra ya tenía lo que quería: pasó de ser muy rico a multimillonario tras vender su empresa por 1.900 millones de dólares…al mismo tiempo que la palabra ‘corrupción’ iba apareciendo en su trayectoria. Pese a ello, el máximo accionista del City volvió a ganar las elecciones del 2006 por un escaso margen. Pero su victoria no sentó nada bien al Ejército: los militares tailandeses provocaron un golpe de estado para evitar un segundo mandato de alguien acusado de malversar fondos del país. Tras ser derrocado, Shinawatra decidió exiliarse al Reino Unido, dónde tenía familiares.
El City como ‘hobby’
El hecho de tener causas pendientes en su país no impidió que Shinawatra desapareciera del primer plano internacional. En el verano del 2007 decidió comprar el Manchester City por 121 millones de euros (antes intentó hacerse con el Liverpool) con el objetivo de que los citizens se conviertan en un ‘grande’ de la Premier. El tailandés encargó su primer proyecto a Sven-Goran Eriksson, pero un año después perdió la confianza en el sueco pese a que había ratificado su continuidad poco antes de cesarle. La llegada de un nuevo magnate como Shinawatra evidencia una realidad algo preocupante en el fútbol inglés: los grandes clubs son controlados por multimillonarios extranjeros, algo que Michel Platini, presidente de la UEFA, ya se encargó de criticar por la falta de transparencia que rodea a muchos de estos personajes. El primero de ellos, el propio Shinawatra
Elano, Richards, Hart, Mwaruwari y Petrov son los ‘cracks’ del City
Hablar de la plantilla del City para la próxima temporada sería especular puesto que se preve un gran cambio respecto al curso pasado. El galés Mark Hughes ha sido el encargado de mejorar el noveno puesto que logró Sven-Goran Eriksson el curso pasado. El galés, que hizo una meritoria campaña con el Blackburn Rovers, dirigirá al rival ciudadano del United, equipo en el que triunfó después de jugar en el Barça. Con Eriksson, los ‘citizens’ hicieron una temporada 2007-08 con una trayectoria descendente: empezaron muy bien pero se fueron deshinchando hasta el punto de perder el último duelo liguero por un vergonzoso 8-1 ante el Middlesbrough. Ese resultado fue la tumba final para un Eriksson que se marcha a dirigir a la selección mexicana. Una de las notas positivas para el City ha sido la buena temporada realizada por el portero Joe Hart, que puede terminar con los problemas que ha tenido históricamente la portería de la selección inglesa. A sus 21 años, Hart relegó al banquillo a Isaksson (jugó el día de la debacle ante el ‘Boro’) y propició que Kasper Schmeichel, hijo de Peter Schmeichel, se marchara cedido al Cardiff City. La defensa de los ‘citizens’ también tiene a jugadores interesantes como el lateral Micah Richards y el central croata Corluka (juega de lateral con la selección). Javi Garrido, ex Real Sociedad, también tuvo protagonismo en la pasada campaña. Elano Blumer fue quién lideró el centro del campo, mientras que en ataque hubo ‘overbooking’ con Petrov, Bojinov, Geovanni (ex Barça), Vassell, Dickov, Mpenza; Caicedo y Mwaruwari llegaron en diciembre y Samaras se marchó cedido (como Bianchi y Corradi en verano). Con todo, el City sólo marcó 45 goles en liga.

Posteado por: pinceladasdefutbol | junio 10, 2008

Mes Cumbre para Laporta

Joan Laporta se le acercan en este mes de junio días importantes. No sólo porque su onomástica es el día 24, Sant Joan, una festividad que en Catalunya, ni porqué el día 15 se cumplan cinco años de su elección y el 22 otros cinco de su toma de posesión, y ni tan siquiera porque el 29 de junio cumpla 46 años.

De los avales al voto de censura
Ya está aquí. El miércoles 11 de junio era la fecha fijada para el juicio de los avales en el Juzgado de Primera Instancia número 24 de Barcelona. Una inoportuna cita para Joan Laporta después de que se haya confirmado que el voto de censura sigue su camino, ya que el cupo de 5.882 de avales en regla se ha superado ampliamente con las 9.145 firmas validadas (de las 9.473 firmas recogidas). Junio será un mes sin tregua, desde luego.

En el juicio de los avales, como hemos venido señalando prácticamente en exclusiva desde estas páginas (ya que los diarios deportivos y de información general apenas han hablado del asunto, mas no por ello es menos trascendente), el juez Antonio Nuño de la Rosa y Amores no contempla para nada la absolución de los implicados, sino que contempla que Laporta y su Junta Directiva avalen el 15% del presupuesto del club, más el 15% de las pérdidas acumuladas (unos 55 millones en total), de acuerdo con lo que prescribe la Ley del Deporte. Esta es la petición del demandante, el socio Vicenç Pla Cebrián.

Alternativamente, si no constituye los avales, la Directiva deberá ser destituida de forma fulminante conforme señalan los Estatutos del FC Barcelona, para el caso de una Directiva que teniendo que avalar no lo ha hecho y, además, ha tomado posesión. La Liga de Fútbol Profesional también es figura activa en el juicio, ya que habría explicado por escrito por qué no obligó a avalar a la directiva del Barcelona tras las elecciones de 2006.

La culminación de este mes de junio podría ser la llamada a las urnas de los socios del Barcelona para que den su parecer sobre el voto de censura que ha instado el socio Oriol Giralt, algo posible ya que se han acortado los plazos establecidos en los Estatutos del club. Éstos establecen un máximo de diez días para la constitución de la Mesa del Voto de Censura, finalmente presidida por David Moner, y otros diez días para la comprobación de las firmas. La votación, por lo tanto, podría celebrarse dentro de los 20 días siguientes a dicha comprobación, o sea, entre el 21 y el 29 de junio.

Fijémonos pues en las fechas. Si la sentencia del juicio de los avales se hace pública en 15 días y obliga a Laporta a avalar los 55 millones y, por ejemplo, le concede un plazo de cinco días para constituirlos, puede encontrarse que, inmediatamente de haber cumplido la sentencia (a lo que puede ser obligado sin perjuicio de que la recurra), sea destituido por el voto de censura. En este caso extremo, no descartable, Laporta se encontraría que habría finalizado su gestión con pérdidas y los avales que habría constituido días antes se ejecutarían.

Dicho de otra manera, entre los 17 directivos tendrían que hacer frente al pago de unos 55 millones, lo que sale a algo más de tres millones por cabeza. Y no hay que olvidar que Ferran Soriano, vicepresidente económico, ha declarado que si el juez les ordena avalar, avalarán.

Que prospere el voto de censura no puede descartarse en absoluto. Las 9.145 adhesiones dan una proyección (según el precedente del voto a Núñez en 1998, se deben multiplicar por 2,5) de unos 22.000 votos a favor. Dado que el voto de censura debe ganarse por dos tercios a favor y un tercio en contra, Laporta necesitaría en las urnas 8.000 votos a favor suyo para seguir en el cargo.

Luego, en el caso de ser destituido, la Comisión Gestora tiene un plazo de tres meses para convocar elecciones, aunque se debe tener en cuenta que las votaciones no se producirán en el mes de agosto, pues es inhábil a todos los efectos. Por eso la convocatoria electoral incluso podría producirse en setiembre y la cita con las urnas, en octubre. Total, más de tres meses sin presidente

Posteado por: pinceladasdefutbol | mayo 3, 2008

Votación Ránking de Blogs de Abril

Nuevamente abrimos el periodo para la votación del “Ranking de Blogs de Abril de 2008″. Eso sí, el criterio de elección será el mismo, a excepción de algunas variantes. Podrá votar todo el mundo, tenga o no tenga blog, pero los que carezcan de espacio en la blogosfera tendrán que poner su nombre y su correo. Espero que salga lo mejor posible y que podamos realizar una aproximación al mejor blog del mes de Abril.

Estos son mis 5 votados:

5 Puntos para  PasionSevillista

4 Puntos para Sevillismofútbol

3 Puntos para Descubre Promesas

2 Puntos para El Hacha de Rubén Uría

1 Punto para Diarios de Fútbol

Posteado por: pinceladasdefutbol | mayo 2, 2008

El triunfo del anti-Mourinho


Una enorme sonrisa azul inundó la noche del miércoles las calles de Londres, que ayer despertó como se acostó: feliz y azul. Por segunda vez en tres años, un equipo de la ciudad disputará la final de la Champions, un título que ningún equipo de la capital de Inglaterra tiene en su museo. Cinco años ha tardado Roman Abramovic en conseguir la final que le pidió a Mourinho. El portugués ganó tres ligas, pero se quedó dos veces a las puertas de la final de la Copa de Europa, a la que el equipo de Stamford Bridge accede de la mano de Avram Grant, un judío. Para más idoneidad, la final se jugará en Moscú y el presidente del Chelsea es ruso. Abramovic se abrazó emocionado a sus jugadores en el vestuario de Stamford Bridge, lugar azul que nunca estuvo tan cerca del cielo como la noche del miércoles. Primero, cuando Lampard transformó el penalti que supuso el 2-1 y besó una foto de su madre -fallecida hace ocho días-, echándose a llorar sobre el césped. Y poco después, cuando Avram Grant explicó el porqué del brazalete negro con la estrella de David sobre la americana de su traje. “No fue un día fácil para mí. Justamente se celebraba en Israel el día del Holocausto, al que mi padre sobrevivió no sin antes haber sido obligado a cavar con sus propias manos las tumbas para enterrar a sus padres y a una hermana”. Grant, a quien grupos antisemitas amenazaron de muerte en febrero, visitó ayer Auschwitz, el antiguo campo nazi de exterminio donde murieron sus padres.

El triunfo para el entrenador israelí resultó doblemente reivindicativo. Tal vez sea el técnico menos carismático de los últimos tiempos en un club de elite. Triunfó en Israel pero el único en Europa que creyó en él fue Milan Mandaric, el antiguo propietario del Portsmouth. En septiembre, cuando Grant relevó a Mourinho, daba la sensación de que era más un parche que un elegido con todas las consecuencias. En Londres se lo tomaban a guasa. Le apodaban con sorna el hombre de la BBC: el hombre de los balones (balls), los petos (bibs) y los conos (cones).

Desde su llegada, el Chelsea sólo ha perdido cuatro partidos y, sin embargo, hasta ahora había sido ninguneado por la prensa y por la mayoría de sus jugadores, muchos de los cuales, alborozados, corrieron a abrazarle tras el triunfo del miércoles. Se lo ganó a pulso. No lo tuvo fácil. En absoluto. “Si hubiera hecho caso de lo que se decía de mí, no hubiéramos ganado ni la mitad de nuestros partidos. He tenido que demostrar más que los otros pero ahora comprendo por qué perdimos dos veces (2005 y 2007) contra el Liverpool en las semifinales de la Champions”, resumió en una velada referencia por primera vez a su antecesor en el banquillo, Mourinho.

Hace tres décadas, la sonrisa azul no era la de felicidad que ayer llenó el sur de la capital, era algo mucho más terrible: el corte que los violentos niños de papá hinchas del Chelsea dejaban las tardes de los sábados, después de los partidos, en la cara de sus rivales, en especial los del Tottenham, el equipo judío de Londres. Curioso que el club haya llegado a su primera gran final de la mano de Abramovich y Grant, dos judíos. En los orígenes del hooliganismo, los chicos del barrio pijo -el término chelseaboy siempre señaló a los hijos de papá en Londres- fueron muy malos, tanto que fueron los primeros en traspasar la frontera de la grada al National Front. Muchos de aquello chicos malos estaban el martes en Stamford Bridge, algunos tan cerca de Benítez que asustaba ver cómo increpaban al técnico español. En el banquillo local, Grant observaba con su discreción habitual.

Older Posts »

Categorías